sábado, 24 de agosto de 2013

Los libros: un regalo incomparable



Con la publicación de Los libros y la libertad (Ediciones RBA, 2013), Emilio Lledó (Sevilla, 1927) reúne una selección de los artículos, conferencias o discursos más sobresalientes sobre los libros. El académico andaluz trata de aseverar con argumentaciones lo que durante siglos hicieron los libros, auténticos protagonistas y vencedores del carácter efímero de la vida. Los libros conservan la memoria, una consecuencia que repercute en la libertad, gracias a la mirada dispuesta de cada lector en los instantes de su propio tiempo. Afirma Lledó en el prólogo que “los seres humanos somos memoria y lenguaje”, para apostillar más adelante que “el libro es, sobre todo, un recipiente donde reposa el tiempo”.

Sobre esta proyección referida a la importancia de los libros, Lledó nos ilustra con el comentario sobre una viñeta de El Roto, publicado en El País donde aparecen dos pequeños montones de libros que dialogan. No lo cuento, lo reproduzco:

-Antes nos quemaban, ahora nos digitalizan
-No es lo mismo.
-Ya veremos.

Los escritos escogidos en Los libros y la libertad señalan que los libros y la literatura son una de las manifestaciones esenciales de la capacidad creadora del hombre, de su recreación e imaginación. Este tema es uno de los ejes centrales en el que se fija parte de la obra global de Lledó, cuyo denominador común se vuelca en el amor a los libros, el lenguaje, la memoria, la libertad, la amistad o la educación, piedra angular de su pensamiento. Para Lledó, escribir sobre ese soporte donde quedarán inscrito nuestros recuerdos es portar un arado que crea surcos y cauces de nuestra memoria sucesiva como encarnación de la palabra y de la memoria del lenguaje. En uno de tantos artículos publicados en El País por el profesor sevillano volvemos a encontrar su convicción al respecto: “La lectura, los libros, son el más asombroso principio de libertad y fraternidad. Un horizonte de alegría, de luz reflejada y escudriñadora, nos deja presentir la salvación, la ilustración... Los libros nos dan más y nos dan otra cosa […/...]”.

Ni más ni menos, Los libros y la libertad es un texto escrito con la claridad y con la elocuencia que sólo está al alcance de un magnífico profesor. Un libro para aprender y disfrutar, rebosante de argumentos sobre el origen de la escritura, la lectura y la necesidad de amistad, porque para D. Emilio Lledó, el profesor, como a él le gusta que le llamen: “el lenguaje y el sentimiento de amistad son los fundamentos esenciales de la socialización de la humanidad”.

La lectura de este libro es luz, pura luz, lleno de esperanza e impulso hacia la palabra, la memoria, el conocimiento y la cultura. Los libros son un ámbito privilegiado de libertad. Quienes nos rodeamos de ellos sabemos que son un regalo incomparable.